Inici > Articles > Mon > America Llatina > El ALBA es un proyecto de transición al socialismo posible
 
 

El ALBA es un proyecto de transición al socialismo posible

Tercera información 02/12/2014
 

El ALBA es un proyecto de transición anticapitalista, antiimperialista, de transición al socialismo, el socialismo posible, que utiliza el mercado para antagonizar con él, procurando la redistribución inmediata de la riqueza social, demostrando ser una alianza sostenible, con logros concretos en lo social y en lo económico”.

Así lo de afirmó el intelectual italiano Luciano Vasapollo, docente en la Universidad "La Sapienza" de Roma, en la conferencia “El Alba, realidad y esperanza de los pueblos del mundo”, ofrecida este martes 25 de noviembre en Madrid, por los actos conmemorativos del X Aniversario de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América -Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

La actividad, organizada por las embajadas de los países del Alba acreditadas en España, se llevó a cabo en la sede de la Secretaría General Iberoamericana. Los embajadores de Bolivia, María del Carmen Almendras; de Cuba, Eugenio Martínez; de Nicaragua, Verónica Rojas Berríos; de Ecuador, Miguel Calahorrano, y por Venezuela el Encargado de Negocios, Julio García Jarpa, presidieron el evento. Además estuvieron presentes representantes del mundo de la cultura, académicos, estudiantes universitarios y funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Estado español.

La presentación del conferencista estuvo a cargo del profesor titular de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid, Marcos Roitman, quien destacó, además del contexto de la creación del ALBA (en un momento en que se resquebrajaba el proyecto del área de Libre Comercio de las Américas liderado por Washington), la lógica martiana de su concepto, que “engendra en sí mismo la lucha por el nombre, por la identidad propia de los pueblos nuestro americanos, en contraposición también a lo iberoamericano o latino”.

Roitman precisó que Luciano Vasapollo, “es un intelectual comprometido con los pueblos de nuestra América, porque los conoce y ha vivido en ellos, tiene conocimiento de su gente, de sus situaciones, de su historia. Ha escrito trabajos sobre el ALBA, entre ellos su ensayo Pensar a Contracorriente, es director de revistas académicas y autor de más de 50 libros sobre la realidad de América Latina.”

Para Vasapollo, quien también es delegado del rector de la Universidad "La Sapienza" para las relaciones Institucionales, “Fidel Castro y Hugo Chávez visionariamente plantean el ALBA como un mecanismo de integración política para poder socializar inmediatamente el bienestar y el modelo productivo”, no es solo un modelo comercial.

El también economista considera que los resultados positivos del ALBA en lo social y en lo económico, obedecen a que este mecanismo “relativiza el papel hegemónico del mercado en su política de desarrollo. El ALBA rechaza totalmente la estructura neoclásica del mercado, y en su estructura está un cuerpo teórico, sobre el rol del estado en la economía fundamental, a partir de una aspiración que tiene la gente de alcanzar el socialismo.”

Vasapollo recuerda que “datos de las Naciones Unidas y del Banco Mundial están demostrando no solo que los países del ALBA están creciendo en el plano social, también en un indicador maldito del que yo no hablo, como es el Producto Interno Bruto, está demostrando también su crecimiento”. Así, destacó especialmente los importantes avances en materia de disminución de la pobreza en Bolivia y Ecuador desde su incorporación al ALBA.

Como datos globales puntualizó que el desempleo ha caído completamente en los países del ALBA. En materia educativa, la tasa promedio de escolaridad se ubica en más de 90 por ciento. Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, se clasifican como países libres de analfabetismo, reconocido por la Unesco. En materia de salud pública hay resultados aún más importantes.

Vasapollo reflexionó que “el socialismo se tiene que construir en función de la correlación de fuerzas. Estoy seguro que Evo Morales, Rafael Correa, Raúl Castro, Nicolás Maduro, tienen una idea muy avanzada de la forma del socialismo que aspiran, pero está el imperio, están las fuerzas económicas, las fuerzas militares… La guerra económica que están haciendo ahora contra el gobierno de Maduro, lo demuestra fuertemente.”

Con un importante proceso de transición”, el ALBA “en un periodo muy breve será un Tratado, pasando de alianza a un Tratado para los pueblos de nuestra América, y así dar un enfoque institucional fuerte a una alternativa anticapitalista,” presagió Vasapollo.

El economista apuntó también que no se puede analizar el ALBA como una relación económica de competitividad, pero sí de capacidad de defender la soberanía de las economías que lo integran. “Se trata es de defender la economía local, el rol del la clase obrera y la condición agrícola de los campesinos locales –que eran asesinados por las condiciones impuestas por el Banco Mundial y el FMI, y de la Organización Mundial del Comercio—, defender la autodeterminación de los pueblos, la cultura popular.”

Así mismo, agrega Vasapollo, defender a la creatividad, pues el Alba plantea que “los acuerdos de integración no pueden constituir un obstáculo a la difusión del proceso científico y tecnológico, por eso es fundamental la socialización de la capacidad intelectual.”

Finalmente, puntualizó el reconocido académico que “no es la América Latina la que tiene que mirar a Europa, nosotros la izquierda europea tenemos que mirar al ALBA y pensar en construir elementos culturales y una prospectiva para un ALBA mediterránea o Euro-Afro-Mediterránea, abierta al mundo de la gente.”

Fuente: http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article77654



Bookmark and Share