Inici > Articles > Historia > Historia del comunisme > Breve biografía de Karl Marx
 
 

Breve biografía de Karl Marx

Antonio Ruiz 28/07/2015
 

Karl Marx nace el 5 de Mayo de 1818 en Tréveris (Prusia renana - Alemania). Segundo de 8 hermanos (cuatro de ellos murieron jóvenes de tuberculosis). Hijo de Heinrich Marx (abogado) y de Henriette (Pressburg de soltera), ambos de procedencia judía. El padre, liberal moderado y patriota volteriano, se convirtió en 1817 al protestantismo, religión en la que fue bautizado Karl a los seis años.

En 1830 ingresa en el Liceo de Tréveris (secundaria) y en 1835 aprueba el examen de madurez donde, a los 17 años, escribe: “La idea que debe conducirnos hacia la elección de una profesión debe ser el bien de la humanidad y nuestro total desarrollo…La naturaleza del hombre está constituida de tal forma que sólo puede alcanzar su perfección actuando en pro del bien y la perfección humana.”

En octubre de 1835 empieza a estudiar derecho en la Universidad de Bonn, donde sólo permanece un año. Al finalizar el curso se compromete en secreto con Jenny Westphalen (amiga de la infancia), de descendencia aristocrática y 4 años mayor que él.

En octubre de 1836 se matricula en la Universidad de Berlín para continuar derecho. Al siguiente curso (1837) complementa sus estudios jurídicos con cursos de filosofía e historia.

En 1838 muere su padre al que se sentía muy unido. Este hecho inicia un problema económico familiar que Marx sufriría prácticamente a lo largo de toda su vida.

Cuando Marx ingresa en la Universidad de Berlín su base filosófica contemporánea es media, pero tiene una vasta base cultural gracias a que su futuro suegro, Ludwing von Westphalen, que lo aprecia mucho desde niño por su inteligencia, pone a su disposición la espléndida biblioteca que tenía con las obras de los ilustrados franceses. Más que asistir a las clases, que la mayoría no le parecen interesantes, estudia por su cuenta y profundiza en los clásicos griegos en versión original y en los filósofos alemanes. En el ambiente berlinés, la filosofía estaba influenciada por el sistema de Hegel, muerto en 1831. Marx, al estudiar el sistema hegeliano manifiesta sentimientos opuestos: antipatía por la ambiciosa y fantástica construcción intelectual que da como resultado “la sustancia consciente” (que le llamara la atención esto es muy agudo: el ser que es auto creación de su hacer consciente), y a la vez fascinación. Esto determina que Marx se centre en el estudio de la filosofía postergando lo jurídico.

En 1841 Marx obtiene el título de Doctor en filosofía con la tesis “Diferencia de la filosofía de la naturaleza en Demócrito y Epicuro”. Marx muestra preferencia por el atomismo de Epicuro (filósofo griego 341-270 a JC) respecto del de Demócrito (460-370 a JC), por la razón de que el primero deja abierto un margen para la libertad, para la acción innovadora en el mundo.

En abril de 1842 Marx se instala en Colonia e inicia su colaboración como periodista, y más tarde como director, en “Gaceta Renana” (Rheinische Zeitung). Publica una serie de ensayos sobre los debates de la 6ª Dieta renana –parlamento de Renania-, con temas como: La libertad de prensa, (no existe otra libertad que la que está reconocida por la ley explícitamente, si la ley no la reconoce, no existe: la ley es instrumento de libertad, republicanismo); El conflicto eclesiástico de Colonia (prohibido); La ley que reprimía la recogida de la leña caída en los bosques señoriales (ve como las relaciones burguesas o capitalistas expropian los derechos públicos consuetudinarios, cómo se roba a los pobres), y la miseria de los viñadores de Mosella (en 1859 Marx dirá que estos artículos le facilitaron, por primera vez, la ocasión para ocuparse de las cuestiones económicas). En un enfrentamiento con la censura, por la línea de la revista, Marx decide dimitir para que no la cierren. Un mes después de irse, la censura la acaba cerrando. En una carta al editor Marx le dice: “Es muy doloroso realizar una tarea servil, incluso en servicio de la libertad… Estaba harto de hipocresías… de andar con rodeos y verbalismos…”

El 19 de junio de 1843 Marx se casa con Jenny. El gobierno prusiano le ofrece un trabajo de redactor y, a pesar de no tener ningún dinero, (su madre no le dará la herencia familiar mientras ella viva) lo rechaza. La pareja se instala en Kreuznach y Marx dedica unos meses a revisar su crítica a la filosofía política de Hegel, en donde rompe definitivamente con la idea de un Estado como institución nacional. Estudia la Revolución francesa, a Rousseau (El Contrato Social), Montesquieu (El espíritu de las leyes) y Maquiavelo.

En octubre de 1843 Marx y su mujer abandonan voluntariamente Alemania y se instalan en París.

Entre abril y junio de 1844 Marx se dedica a estudiar economía política. Durante este año leerá a los economistas ingleses en traducciones francesas: Adam Smith, David Ricardo, James Mill, John MacClloch,…

En esta época, entre abril y agosto de 1844, Marx escribió en forma de borrador inconcluso sobre diversos temas que más tarde serían editados como “Manuscritos de 1844”-con el subtítulo: economía política y filosofía-. Fueron publicados por primera vez en ruso en 1927, y por Rjazanov, en 1932 (que es la versión en que se conocen hoy).

A finales de 1844, Friedrich Engels, que acaba de terminar su obra “La situación de la clase obrera en Inglaterra”, regresa al continente y se detiene en París. Aquí mantiene largas conversaciones con Marx, constatando sus puntos en común ideológicos. Producto de estas reuniones deciden escribir juntos el panfleto “La Sagrada Familia” que se publica en 1845 estando ambos en Bruselas.

Los quince meses que Marx pasa en Paris entre 1843 y principio de 1845, son un periodo decisivo en la fundamentación del comunismo de Marx: abundantes lecturas, reflexiones económicas y el trato asiduo con grupos obreros, le abren el conocimiento de la base económica de la vida social, de la “anatomía de la sociedad”, en cuya organización se fundamenta la posibilidad del comunismo. Marx ya tiene en este momento todos los aspectos, todos los campos de temas que seguirá analizando e investigando críticamente durante el resto de su vida en pro de la emancipación del ser humano.

A primeros de 1845, bajo la presión del gobierno prusiano, Guizot, ministro de Interior francés manda expulsar del país a varios activistas alemanes, entre ellos Marx.

Marx se instala en Bruselas de febrero de 1845 a marzo de1848, reanudando sus estudios económicos. En abril Engels también se instala en Bruselas e inicia una relación intelectual y de amistad con Marx que durará hasta la muerte de éste.

Marx le expone a Engels sus “Tesis sobre Feuerbach”, su “… concepción materialista de la historia elaborada en sus grandes rasgos”.

Su idea fundamental es que la actividad es la que crea a la vez el mundo material humano y la subjetividad humana, sus capacidades y facultades intelectuales, sus sentimientos, su forma de percibir (tesis I). Que no hay naturaleza humana determinada por la biología, sino plasticidad, pues la actividad no es natural, y que la forma concreta que en cada momento posea la actividad humana depende de las relaciones que los seres humanos tengan contraídas entre ellos –“conjunto de relaciones sociales”, (tesis Vl), recogida múltiples veces por Antonio Gramsci-.

Marx y Engels hacen un viaje a Londres (1845) y contactan con La liga de los Justos (con los que Marx había sido ya introducido el año anterior en París). Esta organización secreta fue constituida en 1836 por obreros artesanos alemanes exiliados en París, a la que se van incorporando obreros de otras naciones europeas. Algunos de sus miembros alemanes habían huido de Francia en 1839 y fundaron una sucursal de la organización secreta en Londres. También toman contacto con veteranos del cartismo.

El 1 de diciembre de 1845, Marx renuncia a su nacionalidad prusiana.

En enero de 1846 Marx, Engels, y Philippe Gigot toman la iniciativa de fundar una red de Comités de correspondencia comunistas en Bruselas. Su objetivo es poner al corriente a obreros y socialistas de toda Europa, de los acontecimientos de interés mutuo, para preparar y coordinar la revolución. La red se implanta en diversas regiones de Alemania, Paris y Londres. Fue la primera organización internacional que creo Marx.

De septiembre de 1845 a mayo de 1846 Marx y Engels redactan “La ideología alemana”, en la que ajustan cuentas con la filosofía alemana y desarrollan, por primera vez, una visión de conjunto de su concepción materialista de la historia. No encuentran en Alemania ningún editor para su publicación, que será editada muchos años después. Su idea fundamental se atiene a la noción de praxis: el comunismo es explicado, no como una teoría inventada por un sabio o una ciencia descubierta por un científico, sino como la creación de la actividad de las masas organizadas que se orientan según su pensamiento práctico, a partir de la capacidad de control sobre la actividad que desarrollan gracias a su actividad misma y a la luz de la experiencia que obtienen de su hacer: “Nosotros llamamos comunismo no a un estado que debe implantarse, un ideal al que haya de sujetarse la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera al estado de cosas actual” (Ideología Alemana, Ed Grijalbo, pág. 37).

En junio de 1847 la Liga de los Justos, en la que habían ingresado Marx y Engels en febrero a petición de sus miembros, cambia de nombre (por orientación de Marx y Engels) para denominarse: Liga de los Comunistas. Realizan su Primer Congreso en Londres a donde asiste Engels, Marx no puede ir por carecer de dinero. Fue la primera organización del proletariado en la que participó Marx.

En agosto de 1847 Marx es elegido presidente de la “comuna” o grupo de base de la Liga de los Comunistas de Bruselas.

Marx asiste con Engels, en Londres, al Segundo Congreso de la Liga de los Comunistas. Allí les encargan la redacción de un “manifiesto comunista” (27 de noviembre de 1847), con la intención de reclutar miembros. Engels prepara un primer borrador del manifiesto en forma de preguntas, al presentárselo a Marx, este modifica el modelo y da cuerpo al contenido tal y como se publicó con la firma de ambos.

En febrero de 1848 Marx finaliza la redacción del “Manifiesto Comunista” que se publica a finales de ese mes. Uno de sus colegas lo definió como “… el documento más revolucionario jamás escrito”.

En marzo de 1848 Marx recibe del gobierno provisional de la República francesa la invitación a regresar a Francia. Casi simultáneamente llega una orden real de expulsión de Bélgica, por no respetar la promesa de no mezclarse con la política actual. La familia se instala en París. Entre el 23 y el 24 de febrero había estallado la revolución en París. A mediados de marzo lo hace en Berlín.

Al estallar la revolución en Alemania, Marx y Engels regresan a su país y se incorporan a la lucha política. Marx llega a Colonia el 10 de abril y se instala en la ciudad hasta el final de la revolución alemana. Entre 1848 y 1849 desarrolla una gran actividad política, con frecuentes reuniones con grupos comunistas. Es nombrado jefe de redacción de la Nueva Gaceta Renana de Colonia. La revista con una redacción casi por entero comunista, era una publicación de ámbito nacional y llevaba como subtítulo: “Órgano de la democracia” –o sea, del poder de los pobres-. Durante ese periodo publica más de 80 artículos. Tras el fin de la revolución alemana, y después de cerrar la revista que ya era inútil, Marx regresa a París en junio de 1849 (arruinado por haber invertido todo su dinero por mantener la revista hasta el final, sin el apoyo del editor).

El 24 de agosto de 1849, Marx, sin recursos económicos, abandona París y se establece en Londres. Su familia se le unirá al mes siguiente.

Entre marzo y abril de 1850, con el objeto de organizar la Liga de los Comunistas, Marx y Engels remiten una circular a las comunas. En ella establecen el balance de la revolución de 1848 y 49 y definen la táctica de la futura lucha proletaria. Esta será llevada a cabo por una organización política autónoma del proletariado y la creación de un partido obrero “secreto y público” (comités obreros y clubs).

En julio de 1850 Marx inicia el estudio sistemático de la historia económica de los diez últimos años.

Entre setiembre y octubre de 1850, Marx y Engels analizan detalladamente las perspectivas sociales del futuro inmediato. Sus conclusiones tienden a demostrar que una revolución real es imposible en un período de prosperidad general. Una nueva crisis económica, inevitable, será el preludio de la próxima explosión revolucionaria (realmente es una crítica al voluntarismo revolucionario de alguna fracción de las comunas).

A principios de 1851 Marx estudia profundamente, durante un año, gran cantidad de libros sobre economía política, historia y particularmente sobre la moneda, llenando 14 libretas con extractos sacados de sus lecturas.

En diciembre de 1851 Marx empieza a redactar “El 18 brumario de Luis Bonaparte pero en febrero del 52, enfermo y sin recursos materiales, no puede continuar ni con “su obra” crítica de la economía política (múltiples veces aplazada por la prolongación de los estudios desarrollados en su investigación, o por los imperativos de la organización política), ni con El 18 Brumario. Finalmente podrá acabarlo con la ayuda de Engels, publicándose en el verano de 1852 en la revista neoyorquina Die Revolution.

En 1853, ante la persistencia de los problemas familiares, económicos (verdaderas necesidades de alimentos y medicinas) y de salud, Marx aplaza una vez más su proyecto (crítica de la economía política) y esta vez será por cuatro años. Este año escribe cerca de 60 artículos para el New York Tribune sobre Oriente, Asia, India, Turquía, Rusia,… y otros tantos para esta y otras revistas. Los siguientes años combinará la publicación de artículos con otras actividades.

En marzo de 1857 Marx reanuda sus lecturas económicas, en particular, “Historia de los precios” de Tooke.

En enero de 1858, Marx explica uno de sus descubrimientos económicos de la forma siguiente: “He desbaratado… toda la historia de la ganancia tal como se ha enseñado hasta este momento”. Dice que su obra es crítica y que lo que ha hecho es combatir el concepto de valor de David Ricardo, al lograr demostrar que es consecuencia histórica y también de la violencia.

En enero de 1859 Marx finaliza el Primer cuaderno de “Contribución a la crítica de la economía política”. Pero no tiene dinero para enviarlo a la editorial y le escribe a Engels diciendo: “Creo que nunca se ha escrito sobre el dinero careciendo de él hasta este extremo. La mayoría de los autores que han tratado este tema vivían en buenas relaciones con el objeto de sus investigaciones”. En el prólogo, el mismo autor expone que su largo e intenso estudio crítico de la economía política le llevó al siguiente resultado: “… en la producción social de su vida, los hombres contraen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción, que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forman la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia” (Obras escogidas de M E tomo I, E. Progreso, edic. 1973, pags 517-518)

Durante 1862 Marx escribe 14 cuadernos, producto de su investigación que posteriormente, serían publicados por Karl Kautsky bajo el título de “Teorías de la plusvalía”, con gran cantidad de intervenciones por parte del editor. En realidad era el material para el tomo cuarto de El Capital. Marx estudia la posibilidad de unir un anexo histórico al capítulo sobre el Capital pero este trabajo de investigación le lleva más lejos de lo previsto: ocupará todo el año, catorce voluminosos cuadernos (V al XVIII) de los cuales sólo los tres últimos (XVI-XVIII) tratan los temas que posteriormente desarrolló en el libro III del Capital.

En la primera mitad de 1864 la situación económica de Marx mejora sensiblemente, por primera vez, al recibir la herencia de su madre (fallecida al final del año anterior), y también por 800 libras del legado de su amigo W. Wolff que muere el 9 de mayo.

Entre septiembre y octubre de 1864 se aprueba la fundación de una Asociación Internacional de Trabajadores (A.I.T.). Marx es elegido para el Comité provisional, en representación alemana, y para la comisión encargada de redactar una declaración de principios y los estatutos provisionales de la Asociación. Marx no puede asistir a las dos primeras sesiones de la comisión por enfermedad. En la siguiente, cuando se presenta el proyecto de estatutos, Marx los critica por la inspiración owenista y mazziniana del proyecto. El 1 de noviembre somete al Comité provisional sus propios textos del Memorial inaugural y los estatutos de la A.I.T. (Primera Internacional) que son aprobados por unanimidad.

En 1865 la organización de la A.I.T. y las enfermedades le impiden acabar el primer tomo de su “investigación crítica”.

En 1867 Marx finaliza la puesta a punto de “El Capital (libro I)” y, gracias a la ayuda monetaria de Engels, viaja a Hamburgo para llevar personalmente el manuscrito al editor. Del contenido del libro comenta: “Es, con toda seguridad, el proyectil más terrible que se ha disparado nunca a la cabeza de los burgueses (incluidos los propietarios de la tierra)”. El libro I de El Capital aparece publicado por primera vez en septiembre de 1867 (en alemán), con una tirada de 1000 ejemplares, Marx trabaja ya en el libro II.

En septiembre de 1868 Marx redacta el informe del Consejo General de la A.I.T., destinado al Congreso en Bruselas, en cuyas conclusiones dice: “Sólo el acuerdo internacional de las clases obreras pueden garantizar el triunfo definitivo. Esta necesidad ha dado origen a la Asociación Internacional de los Trabajadores que no es hija de una secta ni de una teoría, sino el producto espontáneo del movimiento proletario, engendrado a su vez por las tendencias naturales e irreprimibles de la sociedad moderna. En el sentimiento profundo de su gran misión, la A.I.T. no se dejará intimidar ni limitar. Su destino es a partir de ahora inseparable del progreso histórico de la clase que lleva en sus flancos la regeneración de la humanidad”.

En agosto de 1869 Engels publica su primer artículo biográfico de Marx. Sobre la obra de El Capital, su autor dice: “Esta obra contiene el resultado de los estudios de toda una vida. Se trata de la economía política de la clase trabajadora reducida a su expresión científica.”

En 1871, al conocerse la proclamación de la Comuna de París, Marx hace que el Consejo General de la A. I. T. adopte la decisión de llevar a cabo una campaña de manifestaciones de simpatía a dicha Comuna. El 6 de abril, en una carta dirigida a Liebknecht, Marx formula algunas críticas a la Comuna: “Parece que si los parisinos sucumben será por culpa suya, pero esta culpa se debe a su excesiva honestidad. El comité central le ha dejado demasiado tiempo a Thiers para que pudiera centralizar sus fuerzas, dudando en iniciar la guerra civil y perdiendo un tiempo precioso organizando la Comuna, en vez de marchar directamente sobre Versalles”. El 17 de abril, en otra carta dirigida a Kugelmann dirá “… mediante la lucha de París, la lucha de la clase obrera contra la clase de los capitalistas y su Estado ha entrado en una nueva fase… sea cual sea el resultado directo, un nuevo punto de partida de alcance histórico y universal ha sido conquistado. (Coincide con las reflexiones de Gramsci, sobre el agotamiento del impulso de la Revolución francesa y el inicio de un nuevo periodo de lucha.)

En mayo Marx lee ante el Consejo General de la A.I.T. un escrito que titula: “Memoria sobre la guerra civil en Francia”, que es aprobado y se propone su publicación. Al difundirse el escrito la prensa burguesa, que hasta entonces había ignorado todo lo escrito por Marx, le culpa de ser el organizador ideológico de la Comuna de París, llamándole “doctor rojo terrorista” ó “malvado arquitecto de la revuelta” (como no podía asumir que la Comuna era producto de las condiciones que la propia burguesía había creado en la clase obrera y sociedad civil parisina desposeída, tenía que buscar un culpable). Esta campaña de difamación le añadió más problemas personales a Marx. Alemania y Francia lo reclamaron a Inglaterra para juzgarlo. Por otro lado, su nombre e ideas socialistas se popularizaron.

En 1872 Marx prepara la segunda edición de El Capital. En esa segunda edición se incorpora el que es hoy el capítulo primero y se introducen múltiples modificaciones enriquecedoras y clarificadoras. En el prólogo, indica que la obra explica el proceso inglés, pero que éste no tiene por qué ser el que sigan todos los demás países, Rusia etc. Recoge así las observaciones que le llegan desde Rusia, y se pondrá a leer sistemáticamente sobre Rusia y sobre el campesinado. Marx y Engels redactan una circular confidencial, titulada “Las presuntas escisiones en la Internacional”, que resume cronológicamente las discusiones del Consejo de la A.I.T con Bakunin y sus partidarios. En marzo se publica la segunda edición de El Capital. Marx y Engels redactan las resoluciones del Congreso de la A.I.T. en La Haya, que será al último que asistan y donde se aprueba la propuesta de Marx de cambiar la sede de la dirección a USA, para alejarla de la nefasta influencia de los bakunistas, ya que él pensaba no continuar al frente.

En 1873 Marx vuelve a estar enfermo. Intenta por varias veces continuar sus trabajos en el libro II de El Capital. En estos últimos años, a pesar de su salud, llego a escribir 50 manuscritos producto de extractos de lecturas.

En 1874 Marx reúne para el libro III de El Capital materiales sobre los problemas agrarios. Durante todo el año Marx lleva a cabo numerosas lecturas rusas.

En 1875, a requerimiento de B. Bracke (miembro dirigente del Partido socialdemócrata alemán), Marx expone en unas Glosas marginales sus opiniones sobre el programa de dicho partido, llamado Programa de Gotha, del que Marx considera un documento de espíritu lassalliano, enriquecido con algunas tesis mal comprendidas del Manifiesto Comunista. Se publica El Capital I en francés.

En 1877 Marx continua, durante todo el año, con las lecturas sobre Rusia y sigue atentamente el conflicto ruso-turco. Inicia una nueva redacción del libro II de El Capital y recopila diversos escritos de Owen para el capítulo sobre el socialismo del Anti-Duhring de Engels. A propósito del “culto a la personalidad”, en una carta a W. Blos Marx dice: “Engels y yo, cuando entramos por primera vez en la sociedad secreta de los comunistas, lo hicimos con la condición de que los estatutos suprimieran todo aquello que pudiera favorecer la fe en la autoridad”.

En 1878 se publica el Anti-Duhring de Engels en el que ha colaborado Marx. A finales de año Marx lee escritos póstumos de Descartes sobre física y matemáticas.

En 1879 Marx declara que no publicará el libro II de El Capital hasta no haber observado el desarrollo y desencadenamiento de la crisis industrial en Inglaterra. Marx estudia historia antigua, incluidos temas como la civilización y el derecho romano.

Durante todo el año 1880 Marx trabaja en los libros II y III de El Capital y realiza estudios sobre bienes raíces, geología y problemas financieros. Redacta para los socialistas franceses un cuestionario de cien preguntas dirigido a los obreros sobre su situación económica, política y social (una “encuesta obrera”).

En 1881 continua con lecturas sobre Rusia, país cuya evolución ha seguido muy de cerca los últimos años. Ante una pregunta (de Domela Nieuwenhuis) sobre las medidas que un gobierno socialista debería tomar tras la “victoria”, Marx dice: “Un gobierno socialista no llegará al poder de un país sin que las condiciones se hayan desarrollado lo suficiente como para permitir tomar, ante todo, las medidas necesarias para asustar a la burguesía, con el fin de obtener la primera ventaja-el tiempo necesario para llevar a cabo una acción eficaz.”, (como ocurrió en la Comuna de París, que implantada en una sola ciudad, no poseía, y no podía poseer, una mayoría socialista). El 2 de diciembre muere Jenny, esposa de Marx.

En 1882 Marx y Engels redactan el prefacio de la primera edición en ruso de El Manifiesto Comunista. Marx critica los errores tácticos de Lafargue (su yerno), ya que encuentra en sus escritos “… reminiscencias de una formula a lo Bakunin… ”(carta a Engels). Es por esta fecha cuando expresa, según cuenta después Engels, la frase de: “Yo no soy marxista”. (Parece ser que la frase es consecuencia de las posiciones izquierdistas adoptadas en política por sectores de la izquierda francesa que se autodenominan marxistas y que Marx criticaba y rechazaba; aunque es posible que Marx tuviera en cuenta también a otros grupos semejantes a los franceses).

En enero de 1883 muere, a los 38 años, Jenny Marx (Longuet de casada), hija mayor de Marx. Poco tiempo después la larga enfermedad de Marx se agrava. Una inflamación de la garganta le impide hablar y tragar. Marx fallece el 14 de marzo de 1883 (con años 64, 10 meses y 9 días).

En una carta a Bernstein, Engels cuenta: “En dos minutos, esa genial cabeza dejo de pensar,… Lo que este hombre ha sido para nosotros como teórico y, en los momentos decisivos, en el terreno práctico, no puede imaginarse más que después de haber vivido toda una vida a su lado… El movimiento continua, pero faltará el hombre que intervenía, con calma, oportunamente, soberanamente, y que hasta este momento le había ahorrado más de un penoso error”.

Al siguiente día, en otra carta a Sorge, Engels escribe: “La muerte no es una desgracia para el que muere, sino para el que vive, solía decir Epicuro”.

Barcelona, julio de 2015

Notas:

Para esta biografía se ha utilizado principalmente “Crónica de Marx-datos sobre su vida y su obra” de Maximien Rubel (Editorial Anagrama 1972), y otras diversas fuentes de textos como; Karl Marx de M. Sacristán (Marx y marxismo-panfletos y materiales I-, Ed. Icaria 1983), “Amor y Capital” de Mary Gabriel (El Viejo Topo-2014), Obras escogidas de Marx Engels (E. Progreso, Edc. 1973) y las mencionadas a final de párrafo.

13

 

Bookmark and Share